Leyenda apócrifa. Paradoja.

octubre 19, 2017 en

Cuenta una leyenda apócrifa que el Creador de todas las cosas, el Omnipotente, fue retado por el primero entre sus ángeles a crear una piedra que su poder mismo no pudiera levantar. Si era capaz de crearla, perdía su omnipotencia, y si no podía es que no era en absoluto omnipotente. Como el Creador no respondía el Portador de la Luz continúo – ¿Podría El que Todo lo Puede construir una fortaleza que ni su propia omnipotencia pudiera destruir? ¿Podría el Todo Poderoso abrir un abismo que él mismo no pudiera salvar?¿ Levantar un muro que no pudiera atravesar? El Creador pidió silencio con la mano al predilecto. Tú eres esa piedra, esa fortaleza, ese abismo y ese muro. – dijo el creador, y añadió – El que Todo lo Puede, puede también dejar de poder, puede en consecuencia crear un límite a su poder; Una vez creado, el límite es reconocido, la impotencia experimentada y como el Creador todo lo puede, puede ahora también superarlo, y así es como va indefinidamente aumentando su poder.

 

Cuando el Creador hubo terminado, el Predilecto, al que no había llegado a convencer la elocuente respuesta del Todopoderoso, preguntó realmente intrigado – ¿Por qué soy Yo entonces, mi Creador, esa piedra inamovible, esa fortaleza indestructible, ese abismo insalvable y ese muro impenetrable?

 

Y en este punto, la leyenda apócrifa concluye. Dicen los que saben – o los que dicen que saben –  que termina así para que respondas tú. ¿Nos cuentas cuál crees que es la respuesta?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: